DIEZ PASOS PARA DEJAR DE FUMAR

Fumar mata. Todos conocemos esto sin embargo aun seguimos haciéndolo. ¿Por qué? El acto de fumar nos supone una recompensa frente a una situación social estresante, para integrarnos, para paliar la ansiedad, etc. hay mil razones pero la base es que funciona como un circulo vicioso del que nos cuesta horrores salir. Para intentar solucionar esto os damos diez pasos que podéis seguir para intentar dejar este habito nocivo y recuperar el control de vuestra vida de manera mas saludable.

  1. Querer dejar de fumar: Si no lo tenemos claro o no queremos dejarlo de verdad es inútil que lo intentemos pues careceremos de la motivación suficiente para hacer frente a la difícil situación de cambiar hábitos de vida que nos resultan cotidianos y gustosos.

  2. Descubrir que hay tras la acción de fumar: Debemos poder reconocer si nuestra conducta es debido a ansiedad, estrés, modo de socialización, control de la alimentación, etc. esto es importante que le dediquemos tiempo e incluso busquemos ayuda para hacerlo si no no podremos seguir adelante correctamente. En este punto también puede ser bueno un autorregistro de la conducta de fumar si no ves clara a que se debe. Puedes registrar lo que te pasa, sientes y piensas antes durante y después del hecho de encender el cigarro y fumar.

  3. Busca apoyo en tu entorno: Plantea la situación a tu familia, amigos, allegados, etc para que puedan comprender tu situación y te apoyen. Así evitaras que te ofrezcan aquellos que fuman e intenten hacerlo lejos de ti, tendrás el apoyo de tu familia y amigos, el consejo de los profesionales que te rodean como tu medico, etc. Este paso nos hará más llevadero el proceso y hará que hagamos participe a los demás y tengamos motivación extra por su parte y por no defraudarlos.

  4. Hacer un contrato de compromiso con familiares, amigos o con nosotros mismos: Es importante que lo hagamos para sentir una obligación, una responsabilidad si decidimos que vamos a volver a lo de antes. Ademas si el contrato se incumple añadimos una sanción, un castigo del índole que decidamos, puede ir desde hacer la cena todos los días durante tres meses, a 100 euros, eso depende del contrato y las partes. De esta manera tendremos un recurso extra con el que mantener la motivación y no perder de vista la meta.

  5. Poner una fecha limite:  Decide un día, da igual el día de la semana, la hora, el mes, lo importante es que lo marques en el contrato y en tu calendario lo tomes en serio y sepas que a partir de ese momento elegido por ti tus hábitos nocivos deben cambiar.

  6. Deshazte de los cigarros, ceniceros, encendedores, cerillas, etc: Despréndete de todo aquello que te facilita la conducta de fumar y sera más fácil dejarlo. De manera que si lo tiras todo te dará más pereza comprar las cosas, buscar donde echar la ceniza, con que encender etc y hará que te replantees la conducta de fumar cuando tengas tentaciones.

  7. Acciones alternativas a fumar: Si ya sabemos por que razón fumamos es hora de buscar soluciones, de manera que si se debe al estrés o ansiedad, acude a clases de relajación, yoga, etc. Si por el contrario es de índole social busca una manera diferente de relacionarte y aléjate de los grupos de fumadores al principio. Si tu caso es adicción a la nicotina sin otro componente al menos ahora de mantenimiento acude a complementos como chicles, parches, etc que puedan ayudarte en el caso de experimentar un gran “mono”. Cualquier otro motivo que hayáis visto en vosotros debéis buscar una conducta alternativa al fumar.

  8. Evitar la inactividad: Mientras más tiempo libre tengamos mayor sera los momentos en los que poder pensar en fumar, de manera que las primeras semanas e incluso meses debes buscarte actividades, deportes, salidas, pasatiempos, amigos, que puedan ocupar tu tiempo de manera que te resulte más fácil mantenerte activo tanto física como mentalmente. A nivel físico esto mejorara tu salud general.

  9. Ponerte pequeñas metas y recompensarlas: Como dijimos antes fumar actúa como una recompensa para el fumador, pues no fumar también debe hacer el mismo efecto. Debemos marcarnos pequeños objetivos o minimetas al principio diarias, después semanales, mensuales y anuales, de esta manera cada dia sin fumar conseguiremos algo estipulado como darnos el capricho de comprarnos una camiseta, o nos libramos de planchar, una salida al cine, etc dependiendo de nuestros gustos y la ayuda de nuestro entorno que es fundamental.

  10. Cabe la posibilidad de la recaída: Debemos de ser conscientes de que existe la posibilidad de que volvamos a coger un cigarro, pero si ya lo sabemos y en un momento de debilidad fumamos, debemos tener claro que no se ha echado todo el trabajo por tierra, simplemente ha sido un retroceso, debemos reponernos y volver al primer paso con energías renovadas. “Roma no se construyo en un día”. 

banned-149886_640

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s