ESTRATEGIAS PARA LAS VISITAS AL MÉDICO DE PERSONAS CON AUTISMO

Cuando las personas con Trastorno del Espectro del Autismo tienen que visitar al médico pueden encontrarse con algunas dificultades y puede llegar a ser una situación muy estresante, por la que se nieguen a futuras consultas médicas. A continuación os relatamos algunas de las problemáticas y las estrategias para afrontarlas.

Miedo a lo inesperado. Tiempo desestructurado ya que no saben cuando les toca pasar, cuando entran no se sabe que ocurrira…

Dificultades sensoriales:

  • Luces. Los tubos fluorescentes pueden dar lugar a una experiencia dolorosa y distractora.
  • Contacto físico. Hay personas con TEA que tienen hipersensibilidad y otras hiposensibilidad, además de problemas para reconocer la sensación de dolor, la ubicación del mismo… dando lugar a respuestas no acordes con la situación como reírse, desnudarse o tararear.
  • Ruido. Algunas de estas personas tienen hipersensibilidad a los ruidos con lo que les resulta una experiencia desagradable y les impide estar atentos a cuando se les llama.
  • Espacio personal y conciencia corporal. La proximidad del médico les puede resultar muy incomoda y pueden tener problemas para reconocer dónde se ubica el problema por el que han ido al médico.
  • Comunicación. Debido a los problemas de comunicación que suelen presentar es muy probable que no comprenda lo que le esta preguntando el médico y tampoco sepan cómo expresar lo que les ocurre.

 

Estrategias para afrontar estos problemas:

  • Solicitar la primera o la última cita del día para evitar las esperas y la sala llena de gente.
  • Realizar un calendario en el que se vayan tachando los días cuando pasan, hasta llegar al día que se tiene la cita. Resaltando e indicando con algún dibujo el día de la cita.
  • Se puede jugar o explorar material médico de juguete en días anteriores, para que se vaya familiarizando.
  • Días anteriores a la cita visitar el centro de salud y la sala de espera para que se familiarice con la misma.
  • Valerse de apoyos visuales para explicarle lo que ocurrirá en la consulta del médico, qué cosas se le van a preguntar, dónde el médico le explorará…
  • Durante el tiempo de espera ofrecerle algún objeto con el que se sienta relajado y le ayude a pasar el tiempo de espera (distractor). Ejemplo: una tablet, mp3, un libro de imágenes de alguna temática que le guste…
  • Se pueden elaborar escalas con dibujos que incluyan expresiones faciales o colores, para que sirva para comunicar el nivel de dolor.
  • Y, por último, si el médico no tiene la formación necesaria para saber relacionarse con una persona con TEA llevarle a consulta algunos panfletos o resúmenes que puedan tener de consulta.

Bibliografía: Una guía para niños con Trastorno del Espectro Autista: Ir al Médico. Emma Jones.(Traducción de Rosa Álvarez)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s