EL CONCEPTO DIFICULTADES DE APRENDIZAJE A LO LARGO DE LA HISTORIA

El concepto de dificultades del aprendizaje comenzó a surgir en el área de los problemas en el lenguaje adulto, que paso a los niños. Concretamente se empezó estudiando los trastornos en la lectura, por el reconocimiento de la ceguera verbal congénita, con el pionero William Pringle Morgan, que publico el caso de un niño que a los 14 años aun no era capaz de leer. Fue el primero que reconoció en esta entidad clínica su condición biológica.

Al principio se veía una cierta relación entre esta patología y una alteración en el hemisferio izquierdo, que es el responsable del lenguaje. Sin embargo con el tiempo se cambio, siendo Orton, quien propuso que la dominancia cerebral hemisférica era relevante en el aprendizaje de la lectura, y que los niños con dislexia carecían de dominancia hemisférica normal, concretamente falta de dominancia en el hemisferio izquierdo, tras observar que la mayoría de niños con este problema eran zurdos o ambidiestros.

Todo esto favoreció un auge a mitad del siglo XX por el estudio de las bases biológicas de los problemas de aprendizaje. Fue Samuel Kirk quien utilizo el término problemas de aprendizaje para referirse a un retraso o trastorno en el desarrollo del habla, lenguaje, lectura, escritura o habilidades matemáticas resultantes de disfunciones cerebrales o problemas emocionales. Todo esto motivo al gobierno de EUA para favorecer una investigación sobre estos problemas y el llamado daño cerebral mínimo. Durante la decada de los 60 y 70 se comenzaron a emplear los términos dislexia (McDonald Critchley en 1969, digrafía y discalculia (Ladislav Kosk en 1974).

Posteriormente se empezó a identificar a estos problemas como específicos de aprendizaje o conductas limitantes, manifestados en formas de alteraciones perceptuales, trastornos en el lenguaje, memoria, habilidades conceptuales, trastornos de atención o en control motor y que se asocian a una supuesta disfunción en el SNC, en niños con inteligencia normal o superior. Se vio que estos problemas no representaban necesariamente una desviación en el funcionamiento del SNC. Lo anterior favoreció el término de problemas específicos del aprendizaje en lectura, escritura o matemáticas que se conserva hasta la fecha.  Una diferencia entre la concepción de los problemas de aprendizaje en los 70 y ahora está en que actualmente los problemas de aprendizaje tienen una naturaleza intrínseca, los problemas emocionales o de interacción social pueden existir concomitantemente pero no se consideran etiológicos a los problemas de aprendizaje.

Referencia: Rosselli, Mónica. “Neuropsicología del desarrollo infantil”. Editorial El Manual Moderno, Mèxico. 2010.

Resultado de imagen de dislexia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s