MADRES Y PADRES FACILITADORES Y NO ADIESTRADORES

En mi entrada semanal quiero hacer referencia a un artículo que he recibido esta semana por varios canales a través de las redes sociales publicado en El País titulado “En pro de la ecopedagogía: deja que tus hijos se ensucien y vayan descalzos”

Dicho artículo comenta que la educación tradicional hace referencia a los aspectos cognitivos y pretendemos cuantificar la inteligencia con un número, olvidando otras capacidades como: intuición, imaginación, creatividad, estimulación sensorial, sensibilidad, entre otras.

El artículo critica el hecho que los niños y niñas se críen en burbujas y en escenarios artificiales. A este entrenamiento de ir contra nuestra propia esencia como seres vivos lo estamos llamando “educar” y que las consecuencias se ve en trastornos físicos y emocionales como por ejemplo, problemas de sueño, fatiga sensorial, y falta de movimiento.

En cambio nos muestra las bondades de realizar actividades no estructuradas al aire libre ya que en la primera infancia somos capaces de aprender a través de los sentidos porque somos poseedores de una conciencia mental pura, por tanto debemos correr, saltar, escalar, cuidar plantas y animales, jugar con agua y arena, y no aprender entre paredes y con soportes digitales, llegado a este punto me acuerdo de otro artículo que leí recientemente sobre los parques infantiles con circuitos de agua, os dejo el enlace aquí.

Esta información me ha recordado a una charla que asistí hace pocos días de Heike Freire sobre “Naturaleza y Tecnología” donde nos hablaba de las bondades sobre jugar en los árboles, en lugares no estructurados, en plena naturaleza, sobre Heike y su libro Educar en verde podéis obtener más información a través de su blog.

Con todo esto quiero decir que hay muchas personas que están promoviendo este tipo de juego en entornos naturales hablan de lo bueno que son para el desarrollo de la creatividad, para asumir riesgos y ser flexibles, es decir para una sana adaptación a la vida.

Desde el artículo nos dan unas recomendaciones para educar desde la libertad, ofreciendo los recursos que necesitan para que sean quienes quieran ser y nos proponen que:

  • Nos interesemos por sus cosas.
  • Les demos tiempo libre cada día para jugar.
  • Que tengan la oportunidad de aburrirse sin usar los dispositivos tecnológicos.
  • Ofrecerles ambientes naturales, contacto con la Naturaleza.
  • No organizar tanto su agenda.
  • No interferir ni dirigir sus juegos.
  • No impedirles que se sienten en el suelo.
  • Que cambien descalzos.
  • Que toquen, se manchen, desordenen.

Como dice textualmente “para construir su mundo, primero necesitan “destruir” el nuestro. Sino, se limitarán a copiarlo desde la obediente sumisión, dejándose a sí mismos por el camino”

Seamos facilitadores, no adiestradores.

Resultado de imagen de education

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s